12-Jun-2011 - Coelacanths Can Live Past 100. (Los Celacantos pueden vivir más de 100 años)

Articulo en Español e Inglés
(Spanish & English article)
English article

Not only is the coelacanth one of the world's oldest fish species, but the individual fish may also be long-lived.

Matt Kaplan
A new study suggests the ancient fish can live up to a hundred years and even longer.

Until 1938, when a coelacanth (pronounced SEE-la-kanth) was found off Africa's coast, scientists had believed the fish went extinct 65 million years ago with a related lineage of prehistoric fishes.

After the coelacanth's rediscovery, a number of populations were uncovered in parts of the western Indian Ocean and in the western Pacific Ocean. Whether these populations were interconnected was a mystery.


Coelacanths Studied via Submersible
This lack of reliable data led Fricke and colleagues to begin a 21-year study of a coelacanth population found near the Comoros, a group of islands between the Seychelles and Madagascar.

Because the fish live at depths of about 525 to 650 feet (160 to 200 meters), sending divers down to observe the fish was out of the question.

Instead, the team used submersibles to photograph, videotape, and study the fish. Because coelacanths have unique white markings on their sides, the team was able to identify more than 140 individuals during hundreds of submersible trips.

But the team couldn't find any youngsters in the population of 300 to 400 coelacanths.

There's also little known about how the fish are born, noted Fricke, whose study appeared recently in the journal Marine Biology.

"We darted a pregnant female with a pinger [a type of tracking device] and followed her descent into the deep, so we think mothers may be going to great depths to give birth," he speculated.

Even stranger, only three or four coelacanths seemed to die each year, and their places in the population were taken by three or four new adults that would just mysteriously show up from nowhere.

Because roughly 4.4 percent of a given population of coelacanths appear to die each year—a figure at the lower end of observed mortality rates among fish—Fricke estimated that coelacanths have a longevity of about 103. Other fish, such as deepwater rockfishes of the genus Sebastes, have similar death rates and live for about a hundred years.

With so few deaths and so few replacements in the population, Fricke argues that the evidence is clear that these fish are very long-lived.

Youthful-Looking Fish Hard to Age
Even so, the fish don't show the ravages of time, which makes determining their age very hard.

What's more, normal methods for measuring fish ages, such as measuring growth rings on their scales, aren't possible with coelacanths. That's because coelacanth scales don't seem to change over time like other fish, Fricke said.

"We photographed some adults that arrived at the colony in 1989, and they did not grow at all. You just can't look at a coelacanth and speculate about age."
Source: nationalgeographic.com
 ---------------------------------------------------------------
J. L. B. Smith, de la Rhodes University de Grahamstown (Sudáfrica) puso carteles en varios idiomas por las costas del Sudeste africano para intentar conseguir otros ejemplares. En 1952, un capitán mercante obtuvo un ejemplar capturado por un pescador en las islas Comores, situadas en el Océano Índico, entre Madagascar y Mozambique.
 Artículo en Español
El celacanto no es solo una de las especies de peces antiguas del mundo, sino que también tiene una larga vida.

Un nuevo estudio sugiere que este antiguo pez puede vivir hasta cien años o incluso más.

Hasta 1938, cuando un celacanto se encontró frente a la costa de África, los científicos creían que estos peces se habían extinguido hace 65 millones de años con un linaje relacionado con el de los peces prehistóricos.

Después del redescubrimiento del celacanto, un número de poblaciones fueron descubiertos en partes del oeste del Océano Índico y en el oeste del Océano Pacífico. El cómo estas poblaciones estaban interconectadas era un misterio.

Los celacantos: Estudio con sumergibles
Esta falta de datos fiables llevó a Fricke y sus colegas a comenzar un estudio de 21 años de una población celacanto que se encuentran cerca de las Comoras, un grupo de islas entre las islas Seychelles y Madagascar.

Debido a que los peces viven a profundidades entre 160 a 200 metros, el envío de buzos para observar los peces estaba fuera de la cuestión.

En cambio, el equipo utilizó sumergibles de fotografía, video para estudiar este pez. Debido a que los celacantos pesentan marcas blancas únicas distinttivas en los costados, el equipo fue capaz de identificar más de 140 individuos durante cientos de viajes de inmersíón.

Pero el equipo no se encontró ningún individuo  jóven en la población estudiada de 300 a 400 celacantos.

Además, se sbe poco sobre cómo los peces nacen, señaló Fricke, cuyo estudio apareció recientemente en la revista Marine Biology.

"Colocamos
un emisor de ultrasonidos [un tipo de dispositivo de seguimiento] a una mujer embarazada y seguimos su descenso a las profundidades, por lo que creemos que las madres pueden ir a grandes profundidades para dar a luz", especuló.

Más extraño aún, sólo tres o cuatro celacantos parecía morir cada año, y su lugar en la población era oxupado por tres o cuatro adultos nuevos que acababan de aparecer misteriosamente de la nada.

Debido a que aproximadamente solo el 4,4 por ciento de una población de celacantos parece que muere cada año, una cifra en la parte baja de las tasas de mortalidad observada entre los peces-Fricke estima que los celacantos tienen una longevidad de unos 103 años. Los demás pescados, tales como peces roca en aguas profundas del género
Sebastes, tienen tasas similares de muerte y viven durante unos cien años.

Con tan pocas muertes y tan pocos reemplazos de la población, Fricke argumenta que la evidencia es clara de que estos peces son muy longevos.

De aspecto juvenil, pescado difícil de determinar su edad
Aun así, los peces no muestran los estragos del tiempo, lo que hace que la determinación de su edad sea muy difícil.

Es más, los métodos normales para determinar las edades de los peces, como la medición de anillos de crecimiento en sus escalas, no son posibles con los celacantos. Esto se debe a que las escamas del celacanto no parecen cambiar con el tiempo, como otros peces,  dijo
Fricke.

"Tomamos fotografías de algunos adultos que llegaron a la colonia en 1989, y que no crecieron en absoluto. Usted no puede mirar a un celacanto y especular acerca de su edad."

Fuente: nationalgeographic.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada